Make your own free website on Tripod.com

CENTRO DE ESTUDIANTES

Teófilo Castillo
INICIO
LA ESCUELA
EL CENTRO
LOS ESTUDIANTES
MOVIDA CULTURAL
AGENDA CULTURAL
GALERIA
EGRESADOS
MAESTROS
ENLACES

castillo.jpg

TEÓFILO CASTILLO GUASH

(1857-1922)

 

Nació en Carhuaz, Ancash, el 2 de Octubre de 1857. A los 4 años es traído a Lima y estudio en el seminario de Santo Toribio. Ya joven sigue sus estudios en Europa, hasta 1885. Así lo había aconsejado su profesor de dibujo, el cubano Boudat, al padre de Castillo. Visita Francia, Italia y Bélgica; hace copias en Museos y bocetos. En 1889 pasa por Buenos Aires donde se casa con la española María Gaubeka y vive allí haciendo pintura y fotografía. Vuelve al Perú en 1905 con prestigio y obra hecha, abre su taller y su academia en la Quinta Heeren. Es el primero en traer al Perú la fotografía iluminada. Todavía va a España en 1908 pues quiere nuevamente ver a Fortuny. De regreso, expone en la Biblioteca Nacional y comienza su actividad de pintor y crítico de arte. Las Tradiciones de Ricardo Palma inspiran su obra y dirige artística mente las revistas Prisma, Ilustración Peruana, Variedades y colabora en Actualidades, siendo muy importante su papel de crítico severo,  recto y de investigador del arte nacional. Promueve entonces la fundación de la Escuela Nacional de Bellas Artes.

 

Castillo viajo fuera del pais (se cree que por diferencias con Daniel Hernández), y se marcha a Tucumán en 1920 y dirigió la revista Sol y Nieve, que fundó en Tucumán, en donde falleció el 7 de Diciembre de 1922.

 

Sus principales obras son las que se refieren a la vida colonial del Perú: “Ël pleito de las calesas”, “La Procesión”, “La Visita”, “El Satao”, “La puerta de Torre Tagle”, “La toma del Coricancha”, etc.

 

La influencia de Fortuny es visible en su obra, pero lo es mas la de Ricardo Palma. Castillo es el pintor de una vida que pasa levemente, como suspendida entre bellas arquitecturas sobre un país que permanece distante y desconocido.

 

Dibujante de fina percepción y uno de los mejores críticos de arte de su época, es el pintor limeño por excelencia. Pinto con cariño y con dominio de técnica, de tendencia impresionista, legándonos bellos cuadros evocativos de nuestro pasado incaico y virreinal.

 

Escuela Nacional de Bellas Artes: Alma Mater de la Cultura Peruana